Pacho Gangotena

Pacho Gangotena – un agroecólogo que sale del sistema y se convierte en “indignado practicante”. Uno de los pioneros de la agroecología en Ecuador.

Antropólogo “en su primera vida”. Hace más de treinta años decidió dejar su empleo en la cooperación suiza para, como dice, “salir así del sistema”, y para trabajar en la propia tierra junto con su esposa. Los primeros años de esta segunda etapa de su vida fueron muy difíciles. Aprendieron que el suelo es lo más fundamental en cualquier producción agrícola e hicieron un esfuerzo grande por “construir suelo sano”. Hoy, su finca se convirtió en una gran escuela práctica para más de 10 mil visitantes en los últimos 30 años que quieren aprender cómo manejar una finca agroecológica en base a las tres M: Materia orgánica, Minerales y Microorganismos. Los visitantes no solo vuelven a sus casas con una idea de cómo hay que “re-construir el suelo”, sino también recuerdan la pedagogía provocadora y la claridad en las palabras de Pacho

Algunas de sus frases

  • La fertilidad del suelo se construye, no se compra
  • El trabajo de un buen agricultor es dar comida a las plantas y hacer tratos con los insectos y las vacas
  • Con deudas dependes de los ricos
  • con agua y mierda no hay cosecha que se pierda”

El testimonio de Pacho y su familia ponen en duda el sistema económico monetizado. Desde hace años Pacho practica trueque con el médico de la familia, con su abogado y con el mecánico automotriz. A cambio de sus servicios prestados, Pacho les entrega verduras y otros productos que el y su familia producen en las cuatro hectáreas cultivadas de la finca. Gran parte de su producción la vende en las tres ferias semanales de manera directa. La cercanía a un mercado de consumidores en Quito es una ventaja que no la tienen todas las familias rurales. Por lo tanto, Pacho dice que un estudio económico le saldría más favorable a él que a otros.

El Colectivo Agroecológico, el cual fue inspirado por el trabajo de Pacho Gangotena y su esposa, lo percibe al Colectivo como un espacio que da un ejemplo de una “nueva institucionalidad” emergente. Para él constituye un gran reto, el de encontrar una burocracia sin paquetes, sin insumos y sin soluciones, sino provocadora

Jairo Restrepo

En los últimos diecisiete años viene trabajando como fundador, capacitador y asesor permanente de varias organizaciones no gubernamentales, fundaciones, programas y cooperaciones internacionales en las que también ha dictado más de setecientos cursos: México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Cuba, Panamá, Belice, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, Uruguay, Venezuela, Brasil, Chile, Mozambique, España, Australia, Bélgica, Italia y Holanda, países en los cuales se distribuyen sus publicaciones. Como consultor de la Organización de las Naciones Unidas–ONU; ha trabajado con UNESCO, Panamá; OIT (Organización Internacional del Trabajo) Costa Rica, Panamá, Honduras, Guatemala y Cuba; FAO; Chile y Brasil; PNUD- Panamá y Brasil; OMS/ OPS- Brasil.

Nacido en Colombia y naturalizado en Brasil. Ingeniero Agrónomo de la Universidad Federal de Pelotas, Rio Grande del Sur, Brasil. Con tres cursos de postgrados: Ecología y Recursos Naturales; Ingeniería de Seguridad Ocupacional Agrícola y Agroecología.

Ha realizado 23 cursos internacionales de actualización y perfeccionamiento en el área de agricultura orgánica. Ha publicado cuarenta trabajos científicos y artículos técnicos. En los últimos siete años ha dado a conocer dieciséis libros en el tema de agricultura orgánica.

A nivel internacional ha dictado más de 750 conferencias en el tema de agricultura orgánica, protección ambiental, análisis cromatográfico de suelos, reciclaje y desarrollo rural sostenible, incluyendo la participación en más de treinta y siete universidades e institutos de investigación de América latina, el Caribe, África, Australia y Europa, donde también ha trabajado como asesor técnico de gobiernos, ministerios y parlamentos. Cuenta con una experiencia laboral e internacional de treinta años en agricultura orgánica y desarrollo rural sostenible.

Un pequeño video de muestra: https://b2aeaa58a57a200320db-8b65b95250e902c437b256b5abf3eac7.ssl.cf5.rackcdn.com/media_entries/8288/jairorestrepo.webm

Monsanto

Monsanto es una multinacional estadounidense productora entre otros de biotecnología y agrotóxicos destinados a la agricultura industrial. El objetivo de esta corporación es hacerse con el control de los alimentos de manera global siendo por esto uno de los principales enemigos de la soberanía alimentaria y las libertades humanas. No es el único enemigo ni mucho menos, es más, al momento de escribir esto, Monsanto solo es una marca de la multinacional Bayer, pero no por esto deja de ser un símbolo de las luchas en favor de la soberanía alimentaria y la sostenibilidad ambiental.

La sede de la marca se encuentra en Creve Coeur, San Luis, en el estado de Missouri. Es líder mundial en ventas de semillas transgénicas y en la producción de herbicidas, el más famoso de ellos es el glifosato, comercializado bajo la marca Roundup aunque al haber caducado su patente otras corporaciones lo fabrican bajo otras marcas.

En septiembre de 2016, Monsanto anunció la aceptación de la oferta de compra de Bayer por 66.000 millones de dólares, lo que significa formación de un gigante agroquímico.

Fundada en 1901 Monsanto producía en un principio aditivos alimentarios como la sacarina y la vainillina; en la década de 1920 ya producía numerosos productos químicos industriales como ácido sulfúrico y PCB y en la década de 1940 se había convertido en un importante productor de plásticos, incluyendo poliestireno y fibras sintéticas.

La compañía es famosa por la producción de productos nefastos como el insecticida DDT, los PCB, la somatotropina bovina recombinada y el Agente Naranja.

Monsanto fue pionero en la modificación genética de células vegetales, y uno de los cuatro grupos que anunciaron la introducción de genes en plantas en 1983 también fue uno de los primeros en realizar ensayos de campos de cultivo modificados genéticamente en 1987. Continuó siendo una de las diez mayores empresas químicas estadounidenses hasta que se deshizo de la mayor parte de estas compañías entre 1997 y 2002 a través de un proceso de fusiones y escisiones que enfocaron a la empresa hacia la biotecnología.

La compañía fue una de las primeras en aplicar modelos de negocio de la industria biotecnológica a la agricultura y en introducir el uso de técnicas desarrolladas por la empresa Genentech y otras compañías farmacéuticas y biotecnológicas a finales de la década de 1970 en California. Es con este modelo de negocios implementado de manera mafiosa con el cual Monsanto-Bayer pretende apoderarse de la producción mundial de alimentos generando numerosos conflictos con agricultores cuya práctica habitual había sido siempre guardar, reutilizar, compartir y desarrollar en comunidad nuevas variedades de plantas.

El hecho de patentar semillas es una amenaza a la biodiversidad un acto de biopiratería.

También se conocen graves perjuicios a la salud e impacto ambiental negativo de sus productos, algunos de los cuales han sido prohibidos en Europa y otros países.

El papel de Monsanto en los cambios agrícolas, los productos biotecnológicos y los grupos de presión formados en las agencias gubernamentales, sobornos para evitar mayores controles y su historia en la industria química han hecho de la compañía una empresa muy cuestionada,tanto que es probable que en poco tiempo la marca desaparezca, pero ojo, solo desaparecería la marca Monsanto, no olvidemos que ahora se llama Bayer.

Monsanto patenta las semillas que desarrolla. Según Monsanto lo hacen con la intención de recibir el pago por la inversión que fue necesaria para la creación de las semillas y para incentivar la investigación.

La controversia surge cuando los agricultores reutilizan las semillas, provocando que la compañía los demande. O aún peor, agricultores que nunca pretendieron usar estos productos ni tener trato alguno con esta empresa sufren invasión de sus campos con genética transgénica patentada, no solo perjudicando gravemente e incluso catastróficamente sus cosechas sin recibir indemnización alguna ni castigo penal a los culpables, sino que son víctimas de demandas por parte de la multinacional pretendiendo esta compensaciones por “usar las genéticas sin autorización”

Percy Schmeiser, un agricultor ex-cliente de Monsanto y a su pesar emblema de la lucha contra esta, entrevistado por Matilde Pérez de La Jornada, afirma que hacer tratos con la compañía en cuestión es demasiado caro. En la entrevista, Schmeiser comenta que un agricultor que trabaja con Monsanto además de comprar la semilla, cada año debe pagar 15 dólares por hectárea para mantener válida la licencia del uso de la misma. De no ser así o por simplemente hablar mal de la empresa con otros agricultores, les cuesta una tercera parte o la totalidad de su cosecha.

Agroindustria

Agroindustria es toda actividad agraria realizada bajo el concepto de máximo aprovechamiento de los recursos naturales y humanos y la aceleración del ciclo del capital.

Se puede concionar que esta actividad nace a finales del siglo XVIII y principios del XIX de mano de la mano de obra esclava, avances técnicos y los primeros agrotóxicos.

En la década de los 60 del siglo XX con la etiqueta de “revolución verde” la agroindustria comienza a tomar su forma actual debido a los monocultivos, la concentración de las propiedades productivas y la masificación del uso de agrotóxicos y abonos sintéticos.

A finales del siglo XX con las primeras aplicaciones de la ingeniería genética a la producción agraria la agroindustria ya se encontraba en proceso de fusión con los capitales que controlan o pretenden controlar todas las actividades humanas ya que con una mirada rápida a la estructura de las corporaciones financieras más poderosas podemos observar que las petroquímicas, farmacéuticas, tecnológicas (informática y comunicaciones) y agroquímicas forman parte de los mismos tandems esclavistas.

Agrotóxicos

Los agrotóxicos son sustancias químicas tóxicas utilizados en la agricultura para matar insectos, malezas, hongos que afecten al cultivo.

Estos productos se consideran tóxicos, porque están elaborados para destruir determinados seres vivos conocidos como plagas, pero, mucho de estos al no ser selectivos (específicos) en su aplicación o al funcionar, pueden afectar a otros seres vivos e incluso la salud de los seres humanos. Por lo tanto, se convierten en sustancias contaminantes para el suelo, el agua, aire y en agentes letales para animales, plantas y la humanidad.

EFECTOS EN EL AMBIENTE Y LA SALUD HUMANA

En el ambiente: empobrecimiento de suelos disminuyendo su capacidad de fertilidad, contaminación de ríos y lagos.

En la salud: irritación, dermatitis, quemaduras, nauseas, vómitos, diarrea, edema pulmonar, fallas cardíacas, arritmias, mareos y cáncer.

No han de usarse

Los agrotóxicos apenas brindan las soluciones que prometen a muy corto plazo ya que producen tales desequilibrios en el suelo y el ambiente que no solo aparecen nuevas plagas sino que para combatir las preexistentes es necesaria cada vez más cantidad de estos venenos.

Transgénicos

Un organismo transgénico es un organismo al cual se le han incorporado por métodos de bioingeniería, en particular de la ingeniería genética genes de otros organismos no sexualmente compatibles.

No deben confundirse con organismos fruto de la hibridación ya que esta siempre se produce entre organismos sexualmente compatibles y a diferencia de la transgénia la hibridación también se produce de manera natural. Los defensores de la producción de organismos transgénicos juegan a confundir estos dos conceptos.

Huertas en suelo duro

Huerta en suelo duro es toda huerta realizada en espacios donde no se cuenta con tierra a la vista por lo tanto han de realizarse sembrando en contenedores.